13/3/17

Un día menos.


Querido, Jerson ♡

Aun que estámos lejos, el uno del otro.  Aún así te amo; con todo lo que eres y me das. Siempre te daré un amor puro y sinceró que te sirva de bálsamo para tus heridas, de compañía en tus noches de soledad.

Tan sólo esperó qué la llama de este amor no se apagué en tu corazón núnca. Y es mucho lo que falta para lograr alcanzarnos. 

Y sé qué me encuentro lejos de tí, entre estas fechas solitarias, con la certeza de que hoy falta un día menos para verte y de que la distancia ya no sera un obstáculo entré tú y yo. 





Cancún México/ Piura Perú. 

1/1/17

Distancia.






Odio cada kilómetro, cada metro, cada centímetro, cada milímetro que me aleje de ti...
Te he soñado tanto, que hasta mi almohada se ha enamorado de ti...
 Te quiero aquí, estés donde estés. Pienso en ti, vayas a donde vayas. Confío en ti, digan lo que digan. Porque te amo, hagas lo que hagas.
 Te llevo siempre conmigo... No muy cerca, pero sí muy dentro.
 La distancia no significa nada, cuando alguien lo significa todo...
Te veo en todas partes menos a mi lado...
Como duele ignorar que me haces falta.
La distancia puede impedir que duermas en mi cama… pero no en mis sueños.
Te llevo aquí, muy dentro de mi pecho, donde duelen las ausencias...
No importa la distancia cuando el amor es verdadero.


Cancún, México-Piura Perú ♡


16/1/14

Agunos bajan, Otros suben.




En los últimos días, mi locomotora ha dado un giro abrupto y se desvió de las vías en las cuales venía transitando tranquilamente hace un par de años.
Entendí que ningún pasajero invitado a pasear en ella se quedará allí para siempre.
Entendí que veré mil rostros ir y venir, y conoceré menos del uno por ciento de todos ellos.
Entendí que, en realidad, no estaré sabiendo nada acerca de nadie.
Entendí que me tocarán días soleados. Y días de lluvia.
Entendí que algunas veces transitaré más lentamente. Y, otras tantas, con velocidad.
Entendí que podré detenerme a veces sin ganas de continuar.
Entendí que el viaje es largo y estuve perdiendo el tiempo sin poder disfrutar del paisaje que minuto a minuto va quedando detrás. Lejos. Muy lejos en un punto perdido al que no se puede regresar.
Entendí que están aquellos que se han bajado por propia voluntad y, además, esos otros que yo he invitado a retirarse.
Así como estarán aquellos esperando en futuras estaciones.
Entendí que en esta travesía el destino obsequia el boleto, pero yo autorizo con quien seguir.
Entendí que has estado sentada en un rincón desde un indeterminado vagón casi sin causa y el retrovisor empañado de falsas esperanzas no ha dejado contemplarte.