5/11/13

Despedidas



Desde que empezó a atardecer todo me sabe a despedida. Miradas y sonrisas forzadas, abrazos que en otro momento no darías, recuerdos de un día anterior en el que reías y disfrutabas, a una mayor distancia del interludio.


No todo el mundo se toma una pequeña despedida, un paréntesis en una supuesta larga historia, de la misma forma. Quizás por suerte, quizás por desgracia. Los hay positivos, los hay depresivos, los hay negativos, los hay que se alegran de despedirse...yo soy del bando más catastrófica y tremendista, y no puedo evitar pensar, que pase lo que pase, el tiempo será lento, infinito y difícil de llevar...



Pd: No sé cuántas veces habré mirado el calendario desde hace una semana, pero seguramente más que en toda mi vida.

10 comentarios:

  1. Sabes que hay muchos tipos de despedidas, yo prefiero las despedidas que son para bien, esas que aunque sabes que duelen, también sabes que serán lo mejor.
    Bonito Texto no mires tanto el calendario porque el tiempo no pasara más rápido, lo digo por experiencia propia.

    ResponderEliminar
  2. Sé que no debería, pero hay veces que intento evitar las despedidas. Prefiero un 'hasta luego' que un 'adiós'. Para mí, el tiempo pasa más rápido de lo que debería en ocasiones, pero otras veces, va demasiado lento.
    ¡Un beso enorme guapi!

    ResponderEliminar
  3. Yo también soy muy pesimista... u.u

    ResponderEliminar
  4. No es nada fácil alejarse de las personas que son importantes para nosotros... Yo pienso que ningún adiós es definitivo, antes o después, vuelves a coincidir con esas personas, y más si las historias están a medio terminar :/
    Me ha encantado tu blog, escribes muy bien, gracias por seguirme :)
    ¡Un beso muy muy muuy grande! <3

    ResponderEliminar
  5. A mi los atardeceres también me recuerdan a despedidas y más desde que leí Crepusculo, puesto que el nombre tiene un segundo significado. El crepúsculo que es tanto el atardecer como el amanecer, se puede interpretar como un adiós al día o a la noch.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. Precioso tu blog, lleno de detalles... y tristemente precioso tu último post sobre "Despedidas"...

    Me hizo feliz tu comentario en el Taller, allí te esperaré!

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. Cuando las despedidas se vuelven tan largas, ahogan. Las despedidas duelen, sino no es una despedida, sino un hasta pronto. Por ello hay que procurar esquivarlas, aunque a veces son inevitables...

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Hola! He encontrado tu blog en un comentario... bueno que sepas que tu blog es muy bonito y que mes gustan tus entradas. Esta entrada me identifico pero tenemos que afrontar lo que nos venga por muy dificil que sea. Lucha por seguir adelante aunque duela y duela mucho... Te sigo y haber si te animas a pasarte por mi blog. Un beso! http://hatelovedreamstheend.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  9. Las despedidas son muertes en miniatura.

    ResponderEliminar